• Por: Yelinka Granado

Contrologia y Danza


En el Método Pilates el movimiento ocurre a nivel, físico, mental y espiritual; cada fundamento y ejercicio de este método está sustentado por principios científicos a través de la anatomía, la fisiología, la biomecánica y la kinesiología; de igual manera, estos movimientos se realizan a partir del flujo energético y fuerza vital produciendo a su vez emociones y sensaciones ; los principios de alineación, estabilización, armonía y fluidez dan como resultado un movimiento estético y en ocasiones danzado. Hay Indicios de que Joseph Pilates conociera algunos de los grandes creadores vanguardistas y maestros de danza de su época, en sus inicios como investigador del movimiento, como Rudolf Laban y Mary Wigman, y aunque de que Pilates no era bailarín, estos encuentros podrían haber sido el comienzo de su interés y conexión con el mundo de la danza.

En 1927 cuando Joseph Pilates abrió su estudio en Nueva York, comenzaron a asistir atletas, actores, artistas circenses y bailarines; entre los que se contaban personas tan influyentes como, Martha Graham, Hanya Holm, George Balanchine y Ted Shawn. Reconociendo el valor del sistema pilates y el profundo conocimiento del cuerpo humano que tenía joseph; estos maestros fueron integrando el método en su técnica y clases de danza al mismo tiempo que comprobaban el efecto positivo que se conseguía en los cuerpos de los bailarines, tanto en la rehabilitación como en el desempeño artístico y creativo. Pilates fue una persona muy disciplinada tal como lo demuestra su legado, su condición física y alto nivel de ejecución está presente en los registros históricos audiovisuales. Su trabajo muestra influencias del yoga, gimnasia, artes marciales y danza; tal como se aprecia en la denominación de algunos ejercicios con nombres propios de la danza, como attitude, arabesque, penche, ronde jam, Développé.

Te gusta el texto? Sabias que la división Alves Pilates Avanzado, de Alves Pilates, puede enviarte más información sobre Pilates y Danza? Para eso hay que hacer click aquí.

Kathy Grant, Ron Fletcher, Carola Trier, Eve Gentry, Romana Kryzanowska, Lolita San Miguel protagonistas de una historia que inicio hace casi 100 años, todos ellos bailarines y discípulos de Joseph Pilates, quienes llegaron en búsqueda de la contrología para rehabilitar y sanar sus lesiones; pero no solo lograron su objetivo, sino que consiguieron mucho más: recibieron valiosos conocimientos de Joseph Pilates, alargaron su tiempo de vital como bailarines y creadores, se convirtieron y ampliaron sus horizontes como investigadores del movimiento, lo que les permitió desarrollar sus metodologías de enseñanza , las cuales han compartido con muchos. Pilates soñaba con ver que su trabajo se impartiera en colegios y universidades, lo cual ocurrió en principio de la mano de sus primeros discípulos, como es el caso de Kathy Grant , quien 1988 comenzó a enseñar el método en la Escuela Tisch de las Artes, entrenó estudiantes, bailarines profesionales y participantes de la comunidad universitaria en general, creando un escenario que fue determinante para definir su metodología y construir y sistematizar su manera de transmitir el método.

Actualmente la educación del método Pilates a nivel Universitario, se aprecia, entre otras, mediante diplomados, y en Universidades como el Cornish College of Arts en Seattle, la carga académica de la Licenciatura en Danza incluye la materia Pilates Matwork , la cual tiene el objetivo de preparar a los bailarines para enseñar y seguir carreras relacionadas con la danza más allá del escenario, así como para prevenir lesiones. Como investigadora de las artes del movimiento siento especial interés en el estudio del movimiento desde el punto de creativo, por esta razón desde hace algún tiempo llevo a cabo un trabajo de investigación entre la danza en el método Pilates, creando a partir de allí un sistema de trabajo donde los participantes puedan a través del entrenamiento descubrir otras formas de moverse que fortalezcan sus condiciones físicas y creativas. Brindando por una parte, una herramienta de desarrollo del trabajo físico y mental para los artistas del movimiento, instructores, actores y bailarines a partir del método Pilates; por la otra, creando para las personas en general un sistema de entrenamiento fluido, dinámico, divertido, una herramienta para aquellos que buscan en el método Pilates algo más, una forma de expresión corporal a partir de las transiciones de un movimiento a otro, aportando beneficios físico, mentales y espirituales a partir del gozo y la alegría de un cuerpo sano en movimiento. Para el artista del movimiento el método Pilates no es solo un entrenamiento sino que también es un proceso de autodescubrimiento haciéndolo aún más consciente de su capacidad física y mental, representa también un recurso creativo una herramienta para la generación del movimiento expresivo, consciente y autentico. El conocer cómo funciona la biomecánica del cuerpo; el origen, la inserción y la acción de un musculo, el articular cada segmento de la columna de forma consciente, permite al artista tener un enfoque científico para generar el diseño de un sistema de entrenamiento funcional y al mismo tiempo fundamentar su creación artística a partir de la conexión del imaginario y el conocimiento profundo de su cuerpo. De tal manera que el beneficio que brinda esta metodología basada en los principios del Pilates y la conexión con la danza para los artistas del movimiento, se extiende y se potencia para todas personas en general, dado a las virtudes naturales que encierran de ambas filosofías que al combinarse permiten la fluidez del movimiento, el entrenamiento consciente cuerpo y mente, y la paz interior que todos necesitamos.

Yelinka Granado - Venezuela

Facebook: https://www.facebook.com/yelinka?fref=ts

Articulo publicado originalmente en portugués en Blog Pilates.