• Por: Erika Fehler

Pilates e implementos


El Método Pilates es un sistema muy amplio tanto para entrenamiento como para post rehabilitación de numerosas lesiones, abarcando todo tipo de público, desde bailarines, acróbatas, deportistas de alto rendimiento, como así también personas con profesiones que nada tienen que ver con la actividad física, y también las llamadas “poblaciones especiales” como es el caso de embarazadas o adultos mayores. Para ello existen los diferentes equipamientos y aspectos del trabajo: Mat, Reformer, Cadillac, Chair y los Barrels, cada uno aportando sus características específicas, haciendo que el Método tenga un muy amplio repertorio de ejercicios y variaciones. Y si a su vez a cada una de estas artistas del Método podemos añadirle el uso de material ligero, lo estaremos enriqueciendo aún más y los beneficios que podremos obtener son simplemente increíbles. ¿A qué llamamos “material ligero”? A todos los accesorios simples que pueden aportar estabilidad o perturbación al entrenamiento, y serán utilizados previo planteamiento de los objetivos a conseguir, de acuerdo a las necesidades específicas de cada persona o pequeño grupo que se presente a la clase de Pilates. Por mencionar algunos encontramos las bandas elásticas, pelotas de diferentes dimensiones –desde mini balls hasta stability balls- así como también aquellas con peso –toning balls- con sus diferentes cargas, foam rollers, fitness circle, etc. A su vez, cada uno de estos elementos tiene sus características específicas, pero no excluyentes. Quiere decir que, por ejemplo, una toning ball básicamente aporta carga al trabajo de entrenamiento, pudiendo el cliente así realizar una clase de pilates avanzado, pero también podría llegar a cumplir la función de ser un elemento propioceptivo e incluso facilitador de un ejercicio y, en ese caso, el cliente realizaría una clase de pré pilates. Y así con cada uno. Distintos tipos de clases de pilates con el mismo implemento.

¿Cómo seleccionamos adecuadamente el accesorio que utilizaremos? Basándonos en los objetivos propuestos, y conociendo el aporte que cada elemento puede generar. Esto quiere decir que también es posible que en una misma clase usemos varios elementos diferentes, en diferentes personas o incluso con la misma. Esto ayuda muchísimo a personalizar aún más las clases grupales, no sólo las individuales, en las cuales se puede mantener la estructura de la clase prevista pero, en un mismo ejercicio, diferentes personas pueden tener un accesorio distinto, siendo utilizados en algunos para asistir y en otros para aumentar el desafío.

Te gusta el texto? En el módulo 2, del curso de formación para profesores de Pilates de Alves Pilates, podrás encontrar ejercicios de gimnasia de pausa y aprender a montar pautas de trabajos para patologias de conocimiento exigido por la PMA (Pilates Method Alliance).

¿Cuáles son las características de cada accesorio? Podemos enunciar algunos de ellos como ejemplos:

Banda elástica: una gran aliada para trabajar en mat sumando resistencia en cadena cinética mixta, siendo también muy buena para estimular ejercicios de respiración bilateral y unilateral y para trabajar la estabilidad escapular, favoreciendo la retracción, y para asistirnos en trabajos abdominales cuando hay debilidad o sobre activación en los músculos del cuello, estimulando la flexión dorsal del torso.

Mini ball: puede aportar inestabilidad a los músculos centrales o estabilizadores locales de la región lumbopélvica, pero también puede ser un elemento propioceptivo para conectar musculatura, como por ejemplo aductores. Para trabajar extensiones torácicas es muy bueno como facilitador de movimiento (estando un poco desinflada), y también puede favorecer la relajación de los erectores espinales a nivel lumbar, en caso de que estén sobreactivados. En Chile, ese accesório es muy utilizado en la clase de pilates en Viña del Mar, de la profesora Javiera.

Stability ball: también aporta inestabilidad pero de toda la estructura y no sólo del centro del cuerpo. Ayuda a encontrar el tono muscular adecuado para trabajar, y también es una buena aliada para trabajo tanto de flexión como de extensión de columna, debido a su forma.

Tonning ball: su principal característica es el peso que aporta, sumando carga en trabajos en cadena cinética abierta. Pero si se la utiliza haciéndola rodar es un muy buen elemento para trabajos de estiramientos, como por ejemplo el ejercicio de mat Saw (La Sierra). En el Reformer se la puede utilizar mientras las piernas trabajan con las bandas en los pies o también, por ejemplo, en la serie de roll downs sobre el box.

Foam Roller: también es un elemento inestable por su forma y estimula el trabajo de diferentes cadenas musculares, de acuerdo a si se utiliza uno o dos juntos, de forma transversal o longitudinal. Pero también, mientras se desafía la musculatura central, puede quitar tensiones y nivelar el tono muscular de los erectores espinales a lo largo de toda la columna.

Fitness circle: fundamentalmente aporta resistencia a miembros superiores o inferiores, pero también por irradiación puede estimular la activación abdominal, y en trabajos de rotación de columna puede ayudar a conectar a los estabilizadores de las escápulas y a mantenerlas estables, trabajando los miembros superiores en cadena cinética cerrada.

Todos estos elementos enriquecen nuestro trabajo como instructores de Pilates, además de ser un aporte didáctico y estimulante para las personas que practican el Método, mejorando la calidad de nuestras clases obteniendo numerosos beneficios en el entrenamiento, siempre a partir de los objetivos propuestos partiendo de la observación de las necesidades de cada grupo y de cada persona.

Prof. Erika Fehler - Argentina Full Certification Stott Pilates. info@estudioerikafehler.com.ar

https://www.facebook.com/www.estudioerikafehler.com.ar?ref=ts&fref=ts

#pilatesconimplementos #clasedepilatesconimplementos #clasedepilates

0 vistas