• Por: Sandro Alves

Pilates y Golf


Los beneficios de Pilates en el Golf

En nuestro estudio de pilates en providencia, pudimos constatar los beneficios de pilates en el golf y que el método Pilates puede ser, efectivamente, usado para mejorar el juego en el golf potenciando fuerza, resistencia, control muscular y corrección de la postura, mediante el fortalecimiento de diversos músculos estabilizadores (zona escapular).

La habilidad para jugar energéticamente 18 hoyos de golf requiere de los elementos esenciales utilizados en un programa de Pilates: coordinación, equilibrio, fuerza, resistencia, flexibilidad y agilidad mental.

Beneficios más observados de pilates en golfistas

  • Fortalecimiento del Power House porque el equilibrio es necesario para un swing uniforme y ayudará a estabilizar la columna vertebral, lo que prevendrá de lesiones.

  • Minimiza el riesgo de lesión en espalda baja mejorando los hábitos posturales de ésta zona en particular y del resto del cuerpo en general mediante ejercicios específicos de estabilización y de fortalecimiento abdominal.

  • Mejora del acortamiento isquiotibial, mediante ejercicios de movilidad y flexibilidad que se introducen cuidadosamente en el programa.

  • Aumento de resistencia muscular en las piernas, fortaleciéndolas para prevenir la fatiga.

  • Mejora de la rotación del torso y de flexibilidad de caderas y zona escapular para generar mayor energía y en consecuencia lograr mayor potencia.

  • Fortalecimiento a nivel de extremidades (mano y antebrazo), y la muñeca (transmisora de la energía en el momento del impacto, fortaleciendo todo el brazo desde la articulación del hombro hasta la articulación de la muñeca.

  • Corrección de desequilibrios musculares, que derivan en lesiones. La zona más débil se ejercitará para compensar los desequilibrios creados en el juego del golf.

Actualidad del Golf

La contribución de las ciencias del deporte a la práctica deportiva es cada vez más relevante. Los distintos deportes se benefician de los estudios llevados a cabo en el campo de la fisiología, la nutrición, la biomecánica y la psicología entre otras ciencias aplicadas al esfuerzo deportivo.

¿Qué puede hacer la fisiología del ejercicio por el jugador de golf? En un estudio realizado por investigadores de la Unidad de Medicina Deportiva de la Universidad de Ulm (Alemania) en una simulación de partido, se concluyó que todos los jugadores se mantuvieron durante más de dos horas (sumando diferentes periodos repartidos a lo largo del recorrido) en frecuencias cardiacas comprendidas entre el 55 y 85% de la frecuencia máxima, lo que es más relevante si se tiene en cuenta la edad de los jugadores estudiados (entre 40 y 65 años). Esto quiere decir que un buen entrenamiento sería realizar carrera continua en estos intervalos de esfuerzo. Para determinarlos se realiza una prueba de esfuerzo haciendo correr al deportista en una cinta sin fin durante unos 15 minutos hasta el agotamiento. Con los datos recogidos (frecuencias cardiacas, consumo de oxígeno, etc.) se programan las diversas zonas de pulsaciones correspondientes a los intervalos individuales de entrenamiento.

¿Qué puede hacer la biomecánica por el golf? Fue precisamente el estudio de la biomecánica del swing el que descartó una idea sostenida desde hace tiempo en el sentido de que el dolor de espalda, en algunos jugadores, se debía al mantenimiento de posturas incorrectas (generalmente una cifosis exagerada) durante muchas horas de entrenamiento. El análisis biomecánico del gesto del golfista apuntó, como causa de las lumbalgias, a las altas velocidades de rotación que debe soportar la columna vertebral con ocasión del swing (movimiento de giro que realiza el jugador, especialmente en los primeros golpes de cada hoyo). Era más la brusquedad de los golpes con impacto en los discos intervertebrales, especialmente en el primer golpe de cada hoyo lo que influía en el dolor lumbar, e incluso se considera que estas molestias disminuirían si los jugadores se concentraran en mantenerse más erguidos durante los instantes posteriores al golpe. El estudio biomecánico es ya una rutina en los centros de medicina deportiva, y en el estudio del swing se obtiene un modelo realista del movimiento que puede ser analizado por el profesor y el jugador en su ordenador. Los parámetros biomecánicos del swing reconstruidos en 3D son entre otros: la trayectoria de la cabeza del palo, la distribución de pesos, los planos barridos por el palo, la línea de hombros y caderas, las flexiones e inclinaciones de columna vertebral

¿Y la psicología? El golf es uno de los deportes más técnicos que existen; la mente debe estar acorde con el cuerpo para que aflore la técnica y mejore la precisión y la efectividad de los golpes. De hecho, algunos especialistas aplican la sofrología al golf para que el deportista supere sus problemas de mal juego mediante la gimnasia mental, la distensión corporal y el auto control.

Pilates golf y prevención de lesiones

Para un excelente swing todos saben que una postura correcta evitará futuros dolores de espalda, principalmente si consideramos que muchos atletas incluso padecen de patologias que no lo saben. Nuestros kinesiólogos ya observaron golfistas con escoliosis en pilates. La técnica de trabajo corporal Pilates nos puede ayudar a mejorar nuestro nivel de juego en el campo, sea cual sea nuestro nivel, desde jugadores profesionales a hándicaps altos. Una clase de Pilates puede ser, efectivamente, usada para mejorar el juego en el golf potenciando fuerza, resistencia, control muscular y corrección de la postura, mediante el fortalecimiento de diversos músculos estabilizadores (zona escapular). La habilidad para jugar energéticamente 18 hoyos de golf requiere de los elementos esenciales utilizados en un programa de Pilates: coordinación, equilibrio, fuerza, resistencia, flexibilidad y agilidad mental.

Beneficios adicionales a los antes comentados, que el Pilates aporta al golfista

• Fortalecimiento de la musculatura de la franja central del cuerpo, especialmente la profunda, la que imprimirán mas fuerza y control a nuestro juego. porque el equilibrio es necesario para un swing uniforme y ayudará a estabilizar la columna vertebral, lo que prevendrá de lesiones.

• Minimiza el riesgo de lesión en espalda baja mejorando los hábitos posturales de ésta zona en particular y del resto del cuerpo en general mediante ejercicios específicos de estabilización y de fortalecimiento abdominal. • Mejora del acortamiento isquiotibial, mediante ejercicios de movilidad y flexibilidad que se introducen cuidadosamente en el programa.

• Aumento de resistencia muscular en las piernas, fortaleciéndolas para prevenir la fatiga. • Mejora de la rotación del torso y de flexibilidad de caderas y zona escapular para generar mayor energía y en consecuencia lograr mayor potencia. • Fortalecimiento a nivel de extremidades (mano y antebrazo), y concretamente la muñeca (transmisora de la energía en el momento del impacto, fortaleciendo todo el brazo desde la articulación del hombro hasta la articulación de la muñeca. • Corrección de desequilibrios musculares, que derivan en lesiones. La zona más débil se ejercitará para compensar los desequilibrios creados en el juego del golf.

Prevención de lesiones con Pilates

La mala postura y una mala técnica causan muchas lesiones en golf. Si dividimos el cuerpo en: tren superior y tren inferior, decimos que en el tren superior es imperativo mantener la flexibilidad en los hombros, una buena estabilidad escapulo-torácica y la prevención de desequilibrios musculares. Mientras que en el tren inferior, es igualmente importante potenciar la amplitud de movimiento en la articulación de la cadera y flexibilidad en isquiotibiales como aumentar la resistencia de las piernas para lograr una base estable y mejorar el equilibrio, así como prevenir la fatiga. Es una parte muy importante para lograr un swing atlético. En consecuencia la musculatura de los hombros debe estar en buena forma y estar realmente flexibles. El daño suele venir en el hombro líder (izquierdo en golfistas diestros), derivando en hombro doloroso y tendinitis, por estar en una posición más elevada en el "stand" y por el grado de tensión al que se ve sometido desde el backswing hasta el punto de impacto. Con Pilates fortaleceremos la espalda alta, estabilizaremos la zona escapulo-humeral y daremos flexibilidad a esa zona. Fuerza y flexibilidad son las claves para mantener en forma a ese hombro líder. La epicondilitis humeral externa (codo de golfista), es una inflamación de los tendones del codo que llevan a la degeneración del área que lo rodea. Un hombro débil también contribuye al desarrollo de tendinitis en el brazo líder debido a la compensación con el codo. Si el hombro es débil, el codo y el brazo tienen que trabajar el doble para compensar esa inestabilidad. Los golfistas ocasionalmente tienen dolor e hipomovilidad (pérdida de amplitud de movimiento) en las zonas media y alta de la espalda, debido a una mala postura, la cual puede reducir la rotación de la columna. Incrementar el tono y la fuerza de éstas zonas aliviará este dolor y ayudará al golfista a prevenir lesiones de espalda. Además los estiramientos adecuados proporcionarán una buena flexibilidad de la columna torácica. El dolor en ésta zona es común en los golfistas debido a la disfuncionalidad del movimiento (mecanismo incorrecto del swing) y a la mala postura (mala estabilidad en la zona lumbo-pélvica). La mala postura es debida a la falta de control abdominal y estabilización lumbar. Unas caderas poco flexibles (acortamiento de flexores) también pueden generar esa mala postura y el dolor de la zona lumbar. La articulación de la rodilla también sufre tensiones debido a la rotación y a la transferencia de peso a la que se ven sometidas. Fortalecer ésta zona es clave para prevenir lesiones. Se ha desarrollado un programa de fuerza y flexibilidad para la musculatura alrededor de la articulación de la rodilla. Las lesiones de cuello no son frecuentes, sin embargo un golfista con una columna cervical débil puede experimentar una rotación muy limitada en el cuello. Pilates puede mejorar éste impedimento y darle estabilidad al cuello durante el backswing.

El Pilates ya es un recurso tradicional entre los golfistas profesionales, entre ellos Tiger Woods

Randy Myers, que ha trabajado con la puntuación de los jugadores de PGA y Lpga y ahora es director de Fitness en un resort en Georgia, EE.UU., está ayudando a desarrollar el programa Pilates Golf en el PGA Resort, en Palm Beach Gardens, Florida.

É dijo: hacer fuerza con pesas de 50kg en 10 repeticiones te va a proporcionar fuerza y resistencia pero no del tipo necesaria para que un jugador golpee la pelota, en la realidad músculos acortados no ayudan a la ejecución de un buen swing para el golf

Sean Cochran, personal trainer del golfista internacional Phil Mickelson, dijo que la técnica pilates (basada en el core - powerhouse) junto con el levantamiento de pesas es muy utilizado por los jugadores de elite.

Los mejores golfistas poseen miembros inferiores fuertes y estables y miembros superiores flexibles e inmóviles. El swing de los jugadores debe progresar partiendo de los miembros inferiores, partiendo por el tronco, luego por lo hombros y después llega a los brazos.

Para imitar esa secuencia la mayor parte de los jugadores amateurs generalmente necesita trabajar los músculos y su centro de fuerza, el powerhouse, o core. Si falta fuerza y flexibilidad en esas áreas el jugador amateur compensa usando los brazos lo que perjudica l movimiento del swing.

La práctica regular de pilates desarrolla el torso y la fuerza funcional para hacer el jugador mejorar.

“Las personas realmente entrenan duramente en el golf, pero no mejoran si no trabajan la parte física. Sin este desarrollo del control físico el cuerpo no puede hacer o que debe ser hecho para un buen

El golf aun es considerado por muchos como un deporte que exige poco acondicionamiento físico. Muchos jugadores amateurs ni siquiera calientan antes de iniciar un partido o entrenar el swing en un driver range. Hacen solamente algunos movimientos benéficos, que al fin de todo pueden ser más perjudiciales, por no calentar la musculatura correctamente.

El Pilates empezó a entrar como forma de condicionamiento físico cuando jugadores de la talla de Tiger Woods, Camilo Villegas y Lorena Ochoa dijeran los beneficios que estaban teniendo con este tipo de entrenamiento.

Más que mejorar la capacidad de concentración el Pilates específico para las necesidades del jugador de golf contribuye para mejorar la calidad de los golpes promoviendo más potencia y control de la dirección.

Las pesquisas demuestran que el golf esta en sexto lugar en la lista de los deportes que más producen lesiones. Más de 50% de los jugadores sufren de algún tipo de dolor en la espalda y miran eso como si fuera algo natural del deporte.

La principal razón de las lesiones de la columna en el golf son las debilidades musculares combinadas con una biomecánica equivocada durante el swing.

Ejemplo: el movimiento del “downswing” combina torsión, flexión lateral y compresión (principalmente en las vértebras L3 y L4). Todo eso en una explosión de energía que dura menos de 1 segundo.

Un factor clave en el condicionamiento físico del jugador de golf es la habilidad de rotación del tronco en una base estable. La flexibilidad de rotación permite que el jugador trabaje con más amplitud de movimiento, haciendo con que el palo suba más durante el “backswing”, lo que mejora la potencia en el golpe.

Muchas veces, por falta de la flexibilidad especifica para el golf, el cuerpo hace ajustes en el movimiento para compensar esta deficiencia y termina provocando lesiones en los hombros, rodillas y caderas. Por este motivo la flexibilidad de cadera es tan importante para el golfista.

Sandro Alves - Chile/ Brasil

Discípulo de segunda generación de Joseph Pilates.

Imparte curso de pilates en Santigo, Chile

#pilatesygolf